de atentados emocionales...


He soñado contigo, te he dicho lo que me llevo guardando desde hace un año por educación y con educación te lo he dicho; que la crueldad tiene tu cara, que no dudaste un sólo segundo en superponer sentimientos, que eso que hiciste no es cobardía, es un atentado sentimental y sí, eres un terrorista emocional. Si mínimamente supieras qué es el dolor, espero que lo hubieras hecho todo de otra manera, pero no, ya no espero nada.

Lo supe todo, lo intuí y cerré los ojos, no quise verlo porque no creía que fueras capaz de eso, pero sí, lo fuiste, de eso y de mucho más. Ya no es no haber salido de una cama y meterse en otra, que oye, todos lo hemos hecho, pero advirtiendo, que es eso, un salto de cama en cama sin sentimientos.De esa manera hubiéramos sido todos más felices y más sensatos, quizá así no hubieras destrozado un corazón, aunque te dé igual. El síndrome de Peter Pan es lo que tiene, guapo por fuera, un ser sin escrúpulos por dentro, que actúa como un niño, sin atender a razones.

Y no, no me he quedado a gusto en sueños, es muy triste arreglar asuntos pendientes así, ojalá algún día puedas crecer y puedas afrontar que el daño conlleva consecuencias. No te guardo rencor, pero tampoco espero que seas feliz. Las obras de teatro, como bien sabes, se acaban cuando bajan el telón, suerte con ello.

Jamás lo llegarás a entender como jamás llegaré a entender lo que hiciste, es lo que tiene sentir dolor, sólo lo curan los años.

Comentarios

Entradas populares