miércoles, 20 de mayo de 2015

le echo zumo al café

Desde que ya no hay palabras, le echo zumo al café y café a la pantalla del móvil,
necesito que me abracen como nunca y busco justificaciones por las esquinas para pensar que todo esto es normal,pongo playlists que suenan sin sentido en el día de la no música...y me emociono a la par que río...porque es injusto que las paredes que esperaban guardar risas tengan que guardar lágrimas...es muy injusto que tengas que renunciar a todo y no poder quedarte la parte de entendimiento...la del te cuento-me cuentas...es injusto que tengamos que renunciar a la mejor parte de las personas, muy injusto

domingo, 17 de mayo de 2015

igual ya es demasiado tarde

Pensamos en unas expectativas que no nos correspondían, sobre dimensionamos una historia que nos ha venido grande desde el minuto uno...porque no contábamos con que la vida es demasiado puta para generarnos cosas buenas surgidas de la nada...en ese minuto uno, fuiste capaz de erizarme la piel con tan solo mirarme, deseo lo llaman...el deseo del imposible, mientras yo te cuento, tú callas. El caso es que tú necesitas pensar, y yo necesito irme, antes de que sea demasiado tarde, o igual ya es demasiado tarde...tan sólo estoy buscando la manera de decirte adiós y que suene a un hasta luego

domingo, 10 de mayo de 2015

resiliencia

hay fracciones de segundo que te cambian la vida,un percance y de repente tienes un airbag y un cinturón que te han salvado la vida...sales por tu propio pie, ves a tu padre que está bien, ves al otro conductor que está bien...ves que físicamente estás bien, que tu coche ya no lo va a contar pero tú sí porque hoy no era el día...y simplemente hay un click en la mente que te hace ver que lo material es solo eso,materia... que sigues teniendo a tu padre...
y al día siguiente sigues con tu vida, resiliencia lo llaman...que conforme lo cuentas, es como una película...pones el contador a cero y continúas...viviendo