martes, 14 de abril de 2015

De ida y vuelta (II)

Detén los vértices del tiempo,alarga ese café, haz que tus manos no dejen de recordarme porqué has venido, porqué a pesar de ser una locura, un vicio, esto merece la pena.

Detén el tiempo, detén tu boca, detén tu lengua en ese momento, pronuncia mi nombre con esa cadencia que solo tú sabes hacer.

Detén el tiempo, para poder recordarlo aunque todo esto sea un viaje de ida y vuelta y lo lea por donde lo lea, es imposible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo que me quieres decir aquí....