martes, 6 de mayo de 2014

casualidad inconcebible

entre un mundo feliz y el mejor lugar del mundo es aquí mismo encuentro en otra boca tus ausencias, cincelan mi cuerpo otros dedos y cubren con besos y gemidos el dolor de tu recuerdo. Sin llegar a hacernos preguntas se llenó todo de respuestas, aún así aún no sé quien soy ni si algún día volveré a ser. Y pasé el domingo digiriendo tristezas del alma...


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo que me quieres decir aquí....