jueves, 30 de enero de 2014

confieso que he caído...reeditado

juré y perjuré que no leería el libro (inciso: también juré y perjuré que no me compraría un ebook y, aunque no me lo he comprado, entró uno llovido del cielo, no tuve la culpa de ser la afortunada del ebook en aquel congreso.A esto se le llama "métete la lengua en el culo que eres una bocazas sistersoul"). 

Pero cuando me pasé los primeros libros, "ese" también lo hizo y ayer me entró la curiosidad, necesitaba cosas triviales, mala época en el curro, y lo abrí, me pasé dos horas enganchada con los ojos como un búho...sigo en mis trece que no hace falta leerse el libro para "innovar" o introducir cosas en tu vida sexual pero mi primera interpretación ( solo llevo 100 páginas)va en otro modo, durante las primeras páginas cuando has sentido, sexualmente hablando, esa "emoción", no puedes evitar ligar tus propias imágenes vividas a lo que estás leyendo...y te descubres entre desayuno y ducha con el ebook en mano, en bragas mientras te sacas la ropa, sin poder evitar hacer asociaciones mentales a tus propios momentos...esos momentos

a mi el protagonista en cuestión me sugiere a Mulroney...y siguiendo la frase de niña de fulanito "tenemos que ser nosotros mismos" así que "nunca digas de éste agua no beberé y éste cura no es mi padre"...

(...)
llegando casi casi al final, con momentos vividos y otros muchos no apuntaré nota mental de no leer este tipo de libros cuando estás ovulando...me dan ganas de hacer un kitkat

feliz viernes...




6 comentarios:

  1. Con frecuencia acabamos en un punto en el que no pensábamos que íbamos a estar.

    Me alegro de que la literatura te siga dando alegrías. Ten cuidado, te hacen falta las huellas dactilares ;)

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya...esa frase me está pasando mucho de un tiempo a esta parte ;-)

      Digamos que esta siendo una experiencia curiosa y divertida,tendré en cuenta lo de la huella dactilar ;-)

      Gracias por pasar.Besos

      Eliminar
  2. Mi ebook también me lo encontré pero intento evitar lo de "este cura no es mi padre".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. afortunadamente tengo comprobadísimo que mi señor padre no tiene nada que ver con la iglesia...
      de aguas que no beberé, no puedo decir lo mismo pero siempre con una sonrisa :)

      Eliminar
  3. Sobre todo eso, nunca pierdas la sonrisa... :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. oye me he hecho una experta en materia...mi profesor de análisis de la narrativa ese que me suspendió en su día estaría bien orgulloso :p

      Eliminar

Lo que me quieres decir aquí....