Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

Versos al paso...

Me hubiera encantado que esa frase acabara estampada en un paso de cebra de Madrid y haberla ido a ver contigo, al fin y al cabo, eras tú el culpable. También me hubiera gustado poder cuidar de aquello que no me dejaste y haber seguido viendo sagas contigo y, por qué no, compartir cervezas y orgasmos en el balcón.
La realidad, como siempre, es otra, son palabras, risas, besos fugaces en escaleras que llevan a pequeños paraísos que se han quedado en nada, en una frase que jamás observarán los peatones de Madrid pero que siempre quedará en el infinito de los imposibles.
Te llevaste el mar en las pupilas, me dejaste la esperanza en los labios.

(...seis orgasmos en mi cama y una entrada de cine en el bolso)

Entradas más recientes

igual

ni flores ni poemas

de atentados emocionales...

No, no puedes

vértigo

Vivirnos

volar

Noches

te lo mereces

Tal vez ahora